Portada Ciudades 07, 2002-2003 (Valladolid)

El campo de conocimiento del Urbanismo, disciplinalmente hablando, se debate, en estos momentos, entre dos líneas fundamentales de trabajo. Por un lado, aquella que se recrea en temas de índole Paisajístico-Territorial, estrechamente vinculados con las teorías más recientes sobre la Sustentabilidad. Por otro lado, nos encontramos con la disciplina específica del Urbanismo que trata de extenderse y de superarse, metodológicamente, más allá de sus originales principios decimonónicos. Es en este sentido en el que podemos decir que muchas de las cuestiones que está asumiendo, en la actualidad, la disciplina del Urbanismo proceden de su encuentro dialéctico con las contradicciones que se manifiestan del uso y abuso al que están siendo sometidos ámbitos paisajístico-territoriales de los que se piensa que no tienen porqué ser sometidos ni implicados, necesariamente, en desarrollos urbanos concretos.

No olvidemos, tampoco, que desde su origen, aunque al principio muy tímidamente, el Urbanismo pretendía responsabilizarse y hacerse cargo no sólo de la Ordenación de los espacios urbanos propiamente dichos, de aquellos que estaban más implicados con problemas derivados de las transformaciones internas de la ciudad, de su crecimiento, extensión y desarrollo, sino, también, de fragmentos espaciales concretos identificados con parte de su territorio circundante. Aún así, el Urbanismo se perfila, desde sus inicios, como una disciplina fundamentalmente “urbana”, es decir, comprometida con la Ordenación de los “espacios construidos”, o la de aquellos que se encuentran en disposición de asumir un papel preponderante en la extensión de lo ya consolidado como urbano. El Urbanismo asumía, sobre todo, su papel como disciplina interesada por la construcción futura de la ciudad, no mostrando excesivo interés por la otra Ordenación que afectaba a territorios no específicamente urbanos, aunque tampoco eludiéndola del todo.

La temática así presentada justifica el título genérico dado, en esta ocasión, a la Revista, “Dispersión Territorial, Paisaje y Ciudad Construida: Objetivos y Retos de la Planificación Urbana “, título con el que se desea indicar, al mismo tiempo, el contenido y la apertura hacia nuevas propuestas en el campo específico de la Ordenación del Territorio de lo Urbano.

Publicado: 01/06/2003