El carlismo tras la Guerra de los Siete Años: la revuelta de 1842-1844 en el Maestrazgo

  • Antonio Caridad Salvador IES Peset Aleixandre, Paterna (Valencia)
Palabras clave: carlismo, liberalismo, historia militar, guerras carlistas

Resumen

Después de la Primera Guerra Carlista el Maestrazgo no quedó pacificado por mucho tiempo. Dos años después estalló una nueva revuelta, iniciada por antiguos combatientes de la guerra anterior, que no se habían adaptado a la vida civil o al exilio. Pero esta nueva revuelta apenas encontró apoyo popular, debido al deseo de paz de una población cansada de guerras, pero también porque no contó con el respaldo de la Iglesia y de los notables locales. Tampoco contó con el apoyo del Pretendiente y de muchos carlistas del exilio, que pretendían llegar a un acuerdo con los liberales, en vez de intentar nuevas revueltas. Por ello la rebelión carlista apenas pudo movilizar a unos pocos cientos de hombres, operando en partidas minúsculas y sin un mando único. Si pese a ello la sublevación duró casi dos años, se debió a los enfrentamientos entre los liberales, que se dedicaron más a combatirse entre ellos que a mandar tropas contra los carlistas. También les ayudó el hecho de que se unieran a la revuelta algunos antiguos cabecillas de la guerra anterior, como el Serrador y La Cova, que pudieron arrastrar así a algunos de sus antiguos compañeros de armas. No obstante, la falta de apoyo popular y unas acertadas medidas del general Villalonga, jefe liberal en el Maestrazgo, llevaron al fin de la revuelta en la primavera de 1844.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
08/03/2017
Sección
MISCELÁNEA